Fly me to the moon

La frase “fly me to the moon” resume y evoca muchos recuerdos de infancia y juventud en misedades.
Uno de ellos, quizás uno de los que más marcaron la línea que habría de seguir quien escribe estas letras, es el de la película “Exploradores”.

Caratula de la película "Exploradores" en su versión en inglés

Caratula de la película “Exploradores” en su versión en inglés

Un film en el que unos chicos utilizan un descubrimiento insospechado y su ingenio para construir su propia nave espacial y emprender un fabuloso viaje espacial.
No puedo negar que con tan solo nueve años esta película me dejó marcado y desde entonces los viajes al espacio se han convertido en algo mágico.
“No necesitas carné de conducir para alcanzar las estrellas” se puede leer en la caratula de la versión en inglés. ¡Que gran verdad!
Porque la película no sólo trata de viajes espaciales sino que habla de alcanzar los sueños: ¡Todo es posible! Si unos niños pueden construir una nave espacial ¿qué no puedo conseguir yo?
Sí, ya sé que es ciencia-ficción y no hay que tomarlo al pie de la letra…¿o sí? 😉
Pero no nos detengamos aquí. Continuemos nuestro viaje…
Un poco más tarde, diez años para ser más exactos, pudimos ver en una de nuestras películas favoritas, Toy Story, al “travieso” Sid intentando hacer volar por los aires a Buzz Lightyear atado a un cohete explosivo.

Buzz Lightyear atado por Sid a un cohete explosivo

Buzz Lightyear atado por Sid a un cohete explosivo

Y no es que aprobemos la actitud de Sid, ni mucho menos, pero, estooo…¿Quién –en su más tierna e inocente infancia- no ha cogido la muñeca o el oso favorito de su hermana, prima o vecina y ha hecho con él alguna que otra perrería?: Colgarlo por el balcón con la cuerda de la persiana, esconderlo (¿en la basura?), hacer un paracaídas con una bolsa de plástico y lanzarlo por la ventana, etc. El que no lo haya hecho que levante la mano ahora o calle para siempre (yo, desde luego, las tengo metidas en los bolsillos, jeje).
Eso sí, cuidado con que vuestro nivel de fechorías no sea tal que os aguarde el mismo destino que a Sid en Toy Story 3: basurero del pueblo (¿a que no te habías fijado?) 😉

Sid, de aterrador de muñecos a el basurero del pueblo

Sid, de aterrador de muñecos a el basurero del pueblo

Y para terminar, a nadie se le puede escapar que “fly me to the moon” es la maravillosa canción interpretada por Frank Sinatra, que utiliza este bello juego de palabras para hablar del amor. Porque ¿qué es la vida sin amor?
A partir de ahora, cada vez que suene esta canción recordaréis cuando erais niños 🙂
¿Cómo? ¿Qué no conocéis la canción? Pues aquí os la dejamos, dentro de la lista de reproducción de misedades

Como dije anteriormente, “fly me to the moon” resume y evoca muchos recuerdos de infancia y juventud en misedades, pero también de una actualidad en la que queremos seguir disfrutando de nuestra versión más infantil.
Y para rememorarlo hemos diseñado este modelo para mayores y peques que nos ayude a recordar cada día que seguimos siendo niños.

Diseño en camiseta  de niño "Fly me to the moon"

Diseño en camiseta de niño “Fly me to the moon”

Diseño en camiseta  de niño "Fly me to the moon"

Diseño en camiseta de niño “Fly me to the moon”

Aquí os dejamos el enlace a la tienda por si queréis echar un vistazo al diseño

Sed felices 😉

@Misedades
#SigoSiendoUnNiño

Anuncios

3 comentarios en “Fly me to the moon

  1. Pingback: Las 13 mejores películas de animación | Misedades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s